Derechos de los consumidores en Internet

28/06/2012

Las tŕagicas consecuencias del consumo de porno online entre los niños, según Family Lives

La ONG británica Family Lives publicó ayer un informe sobre sexualización e hipermasculinidad de los niños. Este estudio indica entre otros aspectos que existe un preocupante auge de violaciones entre niños.

Los niños varones, según el estudio, perciben que las niñas con poca ropa merecen ser violadas, y que la violencia contra las mujeres es aceptable.

El estudio también advierte de que niñas de 11 años participan en sesiones sexuales a través de la webcam, vinculadas con el uso de las redes sociales.

Los autores del estudio achacan estos fenómenos al porno fácilmente accesible online, al sexting y a que los padres no hacen los suficiente para evitar que accedan a este tipo de contenido. Otros estudios centrados en el sexting entre menores y que analizan sus causas o motivaciones, han resaltado los posibles efectos de la actual cultura audiovisual presente en TV, en la música, etc. sobre estos fenómenos de machismo e hipersexualización, como ya hemos venido contando en este mismo web.

El pasado mes un chico de 12 años fue juzgado por violar a una niña de 9 tras estar viendo porno duro en la Red; dijo a la policía que quería «sentirse mayor».

En un caso citado en el estudio de Family Lives un padre se sorprendió al descubrir que su hija de 11 años intercambiaba imágenes y sesiones de webcam desnuda con un chico de 14, ya que nunca había percibido en ella interés por el sexo ni por los chicos. Tras revisar su actividad online vio que había estado hablando de sexo con el chico y visitando webs pornográficos.

El diario británico Daily Mail narra otro suceso en el que chicos de 14 y 15 fueron convocados por otros vía mensajería de sus blackberrys para participar en la violación grupal de una niña pequeña.

El primer ministro británico está considerando la imposición de filtros para dificultar el acceso de los menores a los contenidos pornográficos online.

Fuente: DailyMail

También te puede interesar

Anuncios

28/06/2009

Tuenti refuerza el derecho a la privacidad de sus usuarios

A raiz de la publicación en Tuenti de fotografías privadas de la joven Marta del Castillo, esta red social ha decidido implementar medidas para garantizar los derechos y la privacidad de sus usuarios: cada cual elegirá si su perfil es visible para los amigos, para los amigos de los amigos, o para todo Tuenti.

La forma más segura de cara a la protección de los datos es la de permitir exclusivamente a los amigos ver los perfiles y escribir mensajes privados. Asimismo, también es posible evitar las fotografías subidas a Tuenti puedan ser descargadas con el botón derecho del ratón.

Tuenti trabaja codo con codo con la Asociación Española de Protección de Datos (AEPD) y los organismos oficiales europeos para garantizar “la mayor de las preocupaciones actuales en la red”: la privacidad del menor.

Siguiendo esta línea de trabajo, Tuenti ha publicado unas nuevas ‘condiciones de uso’. Algo necesario dadas las circunstancias que, de un tiempo a esta parte, reclaman una gestión transparente de los datos personales vertidos en las redes sociales, principalmente por los menores. Tuenti ha sido de las primeras redes en apostar por esta transparencia, aunque todo ello siempre suponga ‘un tiro en el pie’ para los abogados.

En palabras del director de la APDE, Artemi Rallo, el concepto de privacidad está sufriendo un cambio de paradigma en los más jóvenes, “empiezan a perder su valor”, y a su juicio, “la solución pasa por las empresas que ofrecen estos servicios”. Aunque también supo reconocer que “es muy probable que ni ellos mismos fueran conscientes de las aristas necesarias en el diseño original de sus portales para garantizar la protección de los datos vertidos en ellas”.

Para poder estar en Tuenti se debe tener más de 14 años y haber recibido una invitación de alguien que ya esté dentro. El servicio exige una serie de datos obligatorios para poder entrar: Nombre y apellidos, si se está en el colegio, en la universidad o trabajando, la fecha de nacimiento, la provincia de residencia y una dirección de correo electrónico. El resto de informaciones vertidas son opcionales y corresponde a cada usuario el control y responsabilidad de las mismas.

Los despropósitos de la ignorancia

La media de edad en Tuenti según fuentes internas a la compañía es de 24 años. Se trata de una de las redes sociales más jóvenes, lo que implica un elevado número de adolescentes, aunque los responsables del portal han rechazado revelar el número exacto. A menor edad mayor desconocimiento. La inmensa mayoría de las veces los usuarios de estas redes admiten las condiciones de uso sin leerlas previamente por ser muy extensas y estar expresadas en términos muy técnicos. Es por ello que Tuenti ha procedido a hacerlas más compresibles. Pero existen seis millones de usuarios que las han aceptado pudiendo no conocer en absoluto lo que implica.

Estas circunstancias son la mejor receta para que los niños estén cometiendo infracciones sin saberlo. Infracciones de las que podrían ser víctimas o que podrían equivales a delitos.

Estar en Tuenti y tener menos de 14 años está prohibido, así como subir material o información ajena o relativa a otros. Algo tan inocente como subir unas fotografías tomadas en la piscina jugando a ser como las sugerentes modelos de las revistas puede contraer problemas muy serios, y más en el caso de los menores de edad. Resabido es que Tuenti es una gran herramienta para ligar, pero ligar puede convertirse en algo muy desagradable si no se conoce en absoluto a la persona que está al otro lado del ordenador.

Fuente: elconfidencial.com

21/05/2009

No hay regulación ni control para los menores en los cibercafés

Cada vez son más los padres que ponen los medios necesarios para controlar los contenidos a los que pueden acceder sus hijos a través de Internet, esfuerzo que a veces cae en saco roto ya que los menores más curiosos tienen la posibilidad de saltarse estas barreras con una simple visita a un cibercafé.

De poco sirven a veces los programas de control que las familias instalan en los ordenadores domésticos, o que éstos se ubiquen en lugares comunes de la casa para facilitar la supervisión por parte de los adultos (algo que ocurre en el 61,3% de los hogares, según un informe del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación/INTECO).

“Vale con que el menor se baje a un cibercafé o vaya con sus amigos y un portátil a un bar con wi-fi para que pueda entrar en las páginas que quiera”, advierte a Efe el presidente de la Asociación de Usuarios de Internet, Miguel Pérez.

Miguel Pérez explica que no hay una legislación específica de menores en cuanto a cibercafés, y reconoce la dificultad con la que se encuentra la administración para determinar “qué es un cibercafé: una tienda, un bar…”, lo que ha llevado, explica, a que cada comunidad autónoma los haya regulado de forma diferente, en algún caso dentro de tipos comerciales ya definidos.

“No se está regulado las redes sociales online o el hecho de que un menor abra una cuenta de correo electrónico, algo para lo que debería tener autorización paterna”, afirma Pérez.

El “ciberbullyng” es otro fenómeno que tiene en los cibercafés un aliado, ya que pueden ser utilizados para esta práctica y aunque los ordenadores van dejando “rastro” en los servidores, los acosadores mantienen el anonimato porque no se les exige el DNI al entrar en estos establecimientos, como se hace al inscribirse en un hotel.

García indica que las mayores amenazas, con las que se enfrenta un niño en la red son la posible adicción a los juegos, redes sociales o mensajería instantánea; el ciberbullying, la exposición a contenidos inapropiados, pero también el poder cometer acciones ilegales: descargas o el ‘crackeo’ (modificación) de páginas de web.

Fuente: EFE vía Informativos Telecinco

20/04/2009

La Comisión Europea exige a los operadores de telefonía que cumplan la autorregulación para proteger a los menores

La mitad de los padres europeos preocupe el uso del teléfono móvil puede exponer a sus hijos a imágenes sexuales y violentas (51%) o intimidación por parte de otros niños (49%), según una encuesta. La Comisión Europea ha pedido hoy a los operadores de telefonía móvil medidas para proteger a los niños en su uso de teléfonos móviles poniendo en marcha todas las previstas en el código de conducta voluntario, firmado por 26 operadores móviles en 2007.

Las medidas para proteger a los niños se ponen en práctica a nivel nacional a través de autorregulación, códigos de conducta nacionales, que ya se han acordado en 22 Estados miembros de la UE.

Según un informe de la propia industria, el 80% de los operadores han puesto en práctica medidas para controlar el acceso de los niños a contenidos destinados a adultos. Sin embargo, sólo el 41% de los operadores declaró controlar y revisar activamente la efectividad de sus sistemas de control del acceso.

Más del 65% de los signatarios facilita material educativo o lanza campañas de concienciación sobre un uso más seguro del teléfono móvil. Sin embargo, el 16% de los signatarios no ha programado ninguna actividad de concienciación.

El 80% de los operadores clasifican el contenido comercial en al menos dos categorías: ‘contenido destinado a adultos’ y ‘otros’, pero hay pocas pruebas de que la clasificación específica se haya acordado a nivel nacional tal y como se había establecido en 2007.

La mayoría de los operadores móviles trabajan en estrecha cooperación con los órganos nacionales encargados del cumplimiento de la ley para denunciar contenidos ilegales en los teléfonos móviles, pero las acciones varían considerablemente de unos países a otros debido a las diferentes legislaciones nacionales y mecanismos de información, según Bruselas.

Fuente: IBLS vía La Mirada de Jokin

07/04/2009

Sólo uno de cada cuatro padres supervisa los derechos de sus hijos en Internet

Aunque en la actualidad, el 46,5% de los adolescentes españoles cuenta con Internet, este porcentaje crece progresivamente. Máxime teniendo en cuenta que el 73% de los menores españoles de 13 años tiene una consola que puede conectarse a la red. Pero, la figura de sus padres, principales actores en el mantenimiento de sus derechos en Internet, brilla por su ausencia. Sólo uno de cada cuatro padres supervisa a sus hijos.

El 87% de los menores y adolescentes se conecta para chatear, jugar y descargarse películas y música (los chicos de 12 a 14 años), frente al 21% que lo hace para buscar información relacionada con sus estudios (los pequeños).

Un 13% de los chicos de entre 12 y 14 años y el 7,5% de los de 6 a 11 pasan solos toda la tarde hasta que llegan sus padres.

Fuente: argijokin.blogcindario.com

31/03/2009

Los derechos de los consumidores y los videojuegos on line

Los últimos datos acerca del ciberconsumo de los jóvenes franceses datan de 2008 – estudio “sapiens Ado techno” -. Casi la mitad de los jóvenes de entre 8 a 19 años emplea un tercio de su tiempo jugando on line. Partiendo de esta realidad, varias iniciativas en el país galo pretenden aprovechar los videojuegos para implementar el crecimiento de los menores.

El 20% de los jóvenes franceses juega desde sus aplicaciones portátiles, los soportes se diversifican, la consola ya no es el único soporte dedicado para el juego multimedia.

En los pasillos del metro de París existen unos afiches con la propaganda del juego Saints Row 2, acción que llevó a una asociación francesa a denunciar la “incitación al odio y la violencia en los muros del metro “, señalando que algunos de los personajes apuntan sus armas a los pasajeros. “No lleva a los jóvenes a pensar, sino que es un reclamo a la violencia”.

Los beneficios

No hay que poner a todos los videos juegos en la misma cesta. Ciertos videojuegos permiten a los jugadores desarrollar habilidades específicas. En mayo de 2003, investigadores de Estados Unidos manifestaron en la revista Nature que estas experiencias permiten aumentar la agudeza visual y mejorar el reconocimiento y la memoria de las formas.

Confirmadas las ventajas que pueden aportar las características técnicas de los videojuegos, el debate está en orientar de forma saludable su uso, no sólo en el tiempo sino también quizá en lo que trasmite cada videjuego on line.

A tal Efecto, el distintivo PEGI (sigla de Pan European Game Information) es un distintivo de clasificación de videojuegos visible en el empaque del producto. Este sistema europeo establece una clasificación por edades, por tipo de juego y tipo de computador, cuyo fin es proporcionar a padres, compradores y jugadores información sobre el contenido de cada juego o software y el público al que va dirigido.

Fuente: eltiempo.com/blogs

12/03/2009

El 38% de los usuarios de telefonía móvil en Euskadi tiene menos de 13 años

Filed under: Ciberconsumo — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mediospantallasamigas @ 8:32 AM

Según un estudio de Kontsumo Gelak, el centro de Dirección de Consumo y Seguridad Industrial del Gobierno Vasco, el 38% de los vascos que adquiere su teléfono móvil tiene menos de 13 años. El 100% de los niños de 13 años encuestados dispone de un terminal de telefonía móvil. El 72,33% afirma no tener conocimiento sobre los números de tarificación especial ni sus costes, lo que conlleva que algunas familias reciben facturas abultadas por utilizar estos números sin saber sus tarifas.

El informe, que se ha elaborado con 800 encuentas, revela que el 28% de los encuestados adquirió su móvil después de los 18 años, el 34% antes de los 18 y el 38% antes de los 13, aunque todos los niños de 13 años que respondieron al cuestionario son usuarios de este servicio.

En cuanto a la modalidad de contratación, en Álava y Guipúzcoa más del 50% de los usuarios tienen contrato, mientras que la tarjeta prepago se impone en Vizcaya, con un 59%.

Entre los menores de 19 años, el 32,8% tienen contrato en Álava, el 40,9 en Vizcaya y el 12,4% en Guipúzcoa, lo que representan porcentajes altos para este segmento de edad.

Además, el 33,5% de los vascos gasta más de 20 euros mensuales en telefonía móvil, el 22,1% tiene cuentas de entre 12 y 16 euros al mes, el 28,5% consume entre 8 y 12 euros y el 15,8% restante no llega a los 8 euros mensuales.

Marta Cobo ha recomendado que los usuarios de telefonía móvil revisen sus facturas, un hábito que mantiene el 50% de los encuestados en Álava y Guipúzcoa, y el 39,3% de los de Vizcaya.

Respecto a los usos del teléfono móvil, el 36,4% lo considera un buen recurso para estar localizable, mientras que el segundo uso más habitual es ‘hablar con las amistades’ (23,8%), seguido de ‘enviar SMS’ (21,4%) y de ‘hablar con los familiares’ (18,6%).

El 35% de los encuestados admite haber tenido algún conflicto de consumo en alguna ocasión y la gran mayoría de ellos (82,9%) utilizó la vía amistosa para revolverlo, mientras que el 15,3% tramitó una reclamación por vía administrativa y sólo el 2,78% llegó hasta la vía judicial.

Fuente: noticiasdot.com

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: